Se han incrementado las protestas sociales en la CDMX en favor de las mujeres: SESNSP

Martín Aguilar

En los últimos cinco años en México han incrementado las protestas sociales entre las que destacan aquellas protagonizadas por mujeres en defensa de sus derechos. Aunque la mayor parte de las marchas, movilizaciones y actos de expresión del actual descontento han tenido lugar en la Ciudad de México, la resonancia de estas acciones también ha encontrado cabida en mujeres de otras regiones del país, revela un informe de la organización Article 19.

El Documento “El derecho a la protesta social en México, estigmatización, discriminación y violaciones a derechos humanos en la movilización de las mujeres de Ciudad de México, Chiapas y Oaxaca”, señala que el enojo –más aún, la rabia– es el rasgo distintivo de estas manifestaciones, por la violencia que viven las mujeres en México.

Ya que cada año en México son asesinadas cientos de mujeres sin que la situación parezca detenerse, mientras que las cifras oficiales muestran que los niveles de violencia y los feminicidios han ido en aumento.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), hasta finales de 2021 registró un total de 969 casos de feminicidio, luego de que el número viniera en mayor ascenso desde 2018 cuando se registraron 896 casos.

Para enero de 2022 se registraron 75 feminicidios en todo el país, de los cuales la mayoría tuvo lugar en el Estado de México (14), la Ciudad de México (6), Oaxaca (6) y Veracruz (6).

Asimismo, indican que desde 2015 los números de “presuntos delitos de feminicidios” en el ámbito nacional se han incrementado pasando de 412 casos en 2015 a 969 casos en 2021.

El reporte anual del SESNSP mencionó que para finales de 2021 las entidades donde más casos de feminicidio se reportaron fueron el Estado de México (132), Jalisco (66), Veracruz (66), Ciudad de México (64) y Nuevo León (57).

Sobre los casos de Chiapas y Oaxaca, el registro fue de 46 y 43 casos de feminicidio, respectivamente. Además de las cifras, la rabia y la indignación de las mujeres atiende a la reacción de las autoridades y una buena parte de la sociedad, que persisten en el cuestionamiento y la culpabilización de las propias víctimas y de sus familias de la violencia que viven.

La organización que defiende la libertad de expresión destacó que en Oaxaca y Chiapas –con un alto porcentaje de población femenina, indígena y rural–, estas y otras problemáticas que, debido a circunstancias históricas, estructurales y culturales impactan de manera diferenciada el ejercicio de sus derechos, no son nuevas.

Tampoco es reciente su movilización para demandar respuestas del Estado, cuyo referente más inmediato se encuentra en las movilizaciones de resistencia en contra de proyectos extractivos y de generación de energía desde los primeros años del siglo XXI.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s